viernes, 21 de octubre de 2016

Leandro González Knowles. "Visita a Finlandia para observar el Sistema Educativo Finlandés". Helsinki, Finlandia, del 9 al 15 de octubre de 2016

Visita realizada por 150 profesores de distintos países de la OCDE a Finlandia.


Conclusiones:

En general en Finlandia la sociedad está construida sobre la confianza, eso hace que se pueda prescindir de muchas medidas para prevenir conductas incívicas, y dedicar esos recursos a cosas más productivas. Un ejemplo de esto es que eliminaron el Servicio de Inspección en Finlandia a principios de los 90.
Para ellos lo importante es colaborar, no competir.
A la puerta del instituto se pueden ver las bicicletas aparcadas sin candados.
 Las instalaciones son muy acogedoras, y el alumnado identifica el instituto como algo suyo, pues pasan mucho tiempo no lectivo allí, la mayoría comen en el comedor escolar, que siempre es gratuito.
Los centros escolares tienen prohibido cobrar dinero por las actividades complementarias, por lo que los alumnos no se discriminan en función de sus recursos económicos.
 En general el profesorado finlandés no está mejor preparado que el de Navarra, pero ayuda mucho el que en Finlandia, las asignaturas se imparten en el aula específica de la asignatura, donde están todos los recursos de la asignatura, facilitando más la atención a la diversidad, y la utilización de los materiales manipulables, o audiovisuales más adecuados en cada momento para ayudar a comprender y poner en práctica los conocimientos adquiridos. El profesorado puede organizar mejor así las clases, y los alumnos cambian de aula, lo que vienen muy bien para despejarse un poco.
 Asignaturas obligatorias en 1ºESO, como la de “Economía Familiar” que incluye entre otros contenidos, cocinar, y tareas cotidianas del hogar, al ser muy prácticas, y además utilizar conceptos de Matemáticas, Ciencias Naturales, etc, ayudan a obtener mejores resultados en pruebas tipo PISA.
El profesorado tiene mucho prestigio social. Los padres no cuestionan las decisiones y consejos del profesorado, y hacen caso del consejo orientador.
 Prefieren utilizar recursos en prevenir, ayudando al alumnado con dificultades, y evitando que fracasen.
Hay un método finlandés para prevenir el acoso escolar, KiVa, que en muchas escuelas se utiliza, y parece que es bastante eficaz.
 En el sistema educativo finlandés, no hay callejones sin salida, desde las diferentes opciones siempre se puede acabar en los estudios superiores o universitarios que uno quiera, eliminando así las elecciones forzadas, que a veces conducen al fracaso.
Resumiendo:
Con los recursos económicos adecuados, se puede mejorar mucho nuestro sistema educativo siguiendo el modelo finlandés.
No disponiendo de más recursos económicos, si podemos intentar que la organización de las aulas, sea aula-asignatura, no aula-grupo.
 En la construcción de nuevos centros escolares, esto se debería tener en cuenta, haciendo los pasillos más amplios.
 Hay que intentar conseguir que podamos confiar en los demás, evitando gastar tiempo y recursos en medidas de prevención de malos comportamientos, y medidas correctoras.
Deberíamos intentar eliminar diferencias en el alumnado por motivos económicos, consiguiendo que las actividades fueran todas gratuitas.
  En Finlandia, la única reválida que se hace es la selectividad, y no se compite entre centros, ni se hacen rankings, la sociedad es colaborativa, no competitiva. Hacer más reválidas aparte de generar más gastos, parece que no es lo que consigue mejorar la Educación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estudiantes y profesorado del I.E.S Padre Moret-Irubide de Pamplona visitan la Universidad Pública de Navarra

El día 25 de enero todos los participantes en el encuentro transnacional de nuestro Erasmus+ KA2, visitaron la Universidad de Navarra. S...